Endodoncia

 

 

Es la parte de la odontología que  se encarga de tratar el nervio que hay en el interior de los dientes. Cuando un diente se fractura o se encuentra deteriorado por una caries, el nervio puede resultar lesionado. En ese momento es preciso localizar y eliminar el nervio y rellenar el espacio con materiales especiales.

Prótesis removible

Este tipo de prótesis permite restaurar la funcionalidad y los dientes perdidos mediante aparatos que el paciente deberá quitar y poner para limpiarlos. Abarca los esqueléticos y los aparatos de resina.

Gerodontología

Es la parte de la odontología que trata los problemas, patologías, afecciones en general que afectan a los pacientes en edad anciana.

Las personas mayores padecen patologías bucales que pueden estar asociadas a la edad,  a las patologías que presentan  como diabetes o hipertensión  y a la medicación que toman  para tratarlas. Por ello deben ser tratados con una atención y  delicadeza especial.

 

Odontología preventiva

 

Es la parte de la odontología que trata no sólo de evitar la enfermedad (caries, periodontitis, etc.) sino también , una vez aparecida, de detener su curso hasta conseguir la curación o , en caso de imposibilidad, retardar su progresión el máximo posible.

Algunos de los tratamientos preventivos que realizamos son: revisiones semestrales o anuales, consejo dietético, enseñanza de hábitos de alimentación, enseñanza de técnica de cepillado y consejo sobre hábitos de higiene oral ,  sellados de fisuras, fluorizaciones tópicas, higiene profesional, control de placa, test  salivales, exploración de las mucosas para detección precoz de cáncer oral o cualquier otra enfermedad que afecte a las mucosas.

Odontopediatría

Es  la parte de la odontología que se ocupa de la curación de los dientes de los niños y abarca desde la infancia hasta la adolescencia.

El tratamiento dependerá de si se trata de dentición primaria (dientes de leche) o permanente ya que, en función de la patología que presente el diente tendrá que decidirse qué tratamiento es el más adecuado.

A veces los dientes definitivos salen con malformaciones, manchas o lesiones secundarias a la infección que tuvo el diente de leche en su día y no se trató de forma adecuada. Por ello, es un gran error pensar que, puesto que algún día se le caerán los dientes de leche, no hay que preocuparse demasiado por su cuidado.

 

Nunca debemos descuidar la salud bucodental de nuestros hijos.

Dra. Catalina Vidal